domingo, 12 de marzo de 2017

LOS SUEÑOS


EL SUEÑO Y LOS SUEÑOS: En mi opinión es algo totalmente diferente, cuando hablamos de sueño o de un sueño. No es lo mismo decir tengo sueño, que tengo un sueño…

Personalmente distingo tres tipos de sueños: el sueño de dormir, el sueño de sonar, y el sueño como deseo o anhelo.

El sueño, siempre ha estado relacionado con lo desconocido, con lo misterioso, ya que es algo que no podemos controlar.

Cuando estamos dormidos, es como estar un poco muertos, es el momento en el que conectamos con nuestro inconsciente y liberamos completamente el alma, para ser quienes realmente somos.



¿Qué es el sueño?

El sueño es un estado fisiológico de autorregulación y reposo uniforme de un organismo.

El sueño se caracteriza por los bajos niveles de actividad fisica y por el alejamiento ante los estímulos externos.

La palabra: «sueño» proviene del latín “somnus”.

Durante el sueño pasamos por varias etapas, llamadas así: etapas del sueño:

En el adulto, el sueño de unas ocho horas se organiza en cuatro o cinco ciclos, durante los cuales se pasa de la vigilia a la somnolencia, de allí al sueño ligero, después al sueño lento o profundo y finalmente al sueño MOR llamada fase IV.


El sueño es una necesidad fisiológica que tiene cualquier ser vivo, cada especie necesita un tiempo de sueño, así como el ser humano, necesita unas ocho horas de sueño diario, en los animales también es fundamental dormir, algunos duermen muy pocas horas, como los elefantes y otros necesitan incluso dormir por largos periodos de tiempo.

Por cercanía comentaré, que los gatos duermen unas 16 horas al día, y suelen pasar de la tranquilidad absoluta, a la actividad más frenética, pero es que  los gatos, como ya sabemos, son muy especiales.


El sueño representa una función vital, restauradora, y fisiológicamente necesaria.

Durante el sueño profundo, se produce la restauración física y durante el sueño MOR, se produce, la restauración de la función cognitiva del proceso de aprendizaje, memoria y concentración.

Aunque aún no se han aclarado los factores, que provocan el sueño, se ha investigado y se cree que en el encéfalo existen sustancias que lo inducen y una de ellas es: la adenosina.

Existen los llamados trastornos del sueño, entre los que se encuentran la apnea del sueño, donde la persona deja de respirar durante más de 10 segundos. 

El insomnio, que es la dificultad para conciliar el sueño o la Narcolepsia, que provoca episodios de sueño involuntario durante el día.



En el segundo tipo de sueños tenemos: EL ENSUEÑO que son los sueños que tenemos mientras dormimos.

Como definición: Los sueños son, manifestaciones mentales de imágenes, sonidos, pensamientos y sensaciones en un individuo durmiente.

Soñar es un proceso involuntario, en la que según los científicos, se produce una reelaboración de la información almacenada en la memoria, que seguramente esté relacionada, con experiencias vividas por el soñante.

Puede haber sueños en cualquiera de las fases del sueño. Sin embargo, se recuerdan más sueños en la llamada fase REM, que tiene lugar en el último tramo del ciclo del sueño.



El acto de soñar sólo ha sido confirmado en el ser humano, aunque quienes convivimos con animales, sabemos perfectamente, que también sueñan, ¿el qué? Pues es imposible saberlo, pero por ejemplo, cuando mi gatita tiene una pesadilla, gime y se agita, y se despierta asustada buscando mi protección, como cualquier niño haría cuando ha tenido una pesadilla.

El Ensueño proviene de la palabra griega “ónar” de ahí proviene la palabra onírico, referida al sueño o ensoñación.

En la mitología griega, Morfeo es el dios de los sueños, se creía que era, uno de los mil hijos engendrados por Hipnos, llamados Oniros.

Era representado con alas que batía rápida y silenciosamente, esto le permitía ir volando a cualquier lugar del mundo, y éste se encargada de inducir los sueños a 
quienes dormían.


Las pesadillas son lo más temido  del mundo onírico, hasta tal punto, que se han creado objetos de protección y amuletos, para evitarlas, como por ejemplo: los atrapasueños, también llamados: cazadores de sueños.


El atrapasueños, es un aro fabricado con madera de sauce, con una red en su interior y decorado con diversos objetos, entre ellos las plumas. 
Su misión consiste en filtrar los sueños de las personas, dejando pasar sólo los sueños positivos, y atrapando en él las pesadillas, que a la mañana siguiente, se queman con la luz del día, para que no se cumplan.

Pasando a otra parte de los sueños, existe la parte más esotérica o extrasensorial, aquella que es una forma habitual, en la que los muertos o seres del más allá,  se comunican con nosotros.

Esta comunicación se produce a través de los sueños, que ejercen como una especie  de umbral o de puerta dimensional, que nos permite acceder a otros planos de existencia, éstos se suelen denominar: sueños lúcidos.


Los mitos hebreos ya relacionaban a los sueños con la muerte y por ello, creían en el sueño, como una preparación para la muerte, esto coincide con lo que yo digo siempre: que dormir, es morir un poco cada día.

Así que, la habilidad de los muertos para comunicarse con los vivos a través de los sueños, ha sido aceptada por casi todas las culturas y ha llegado hasta nuestros días.

Otra  experiencia extrasensorial, que se puede producir cuando dormimos, aunque al día siguiente no seamos conscientes de ello, son los llamados Viajes astrales: que consiste en  que nuestro cuerpo astral, se separa del cuerpo físico, y viaja hacia otros lugares, épocas o dimensiones, para luego regresar de nuevo al cuerpo del durmiente.

Es más que posible, que la persona no se acuerde a la mañana siguiente de ese viaje, pero quienes sí son capaces de recordarlo, lo describen como una de las experiencias más extraordinarias.


Los sueños han sido muy recurrentes en el Arte y la Literatura, han proporcionado inspiración e investigaciones de lo más variadas.

Famoso es el libro de Sigmund Freud: "La interpretación de los sueños" obra en la que intenta llegar a la psiquis de las personas dando una interpretación psicológica a la producción de ensueños.

Por analogía con el ensueño, que suele cumplir las fantasías del durmiente,  se llama también sueño, a cualquier anhelo, ilusión, o deseo, que moviliza a una persona a realizar algún proyecto.

Cuando se dice, que queremos cumplir un sueño, estamos diciendo que queremos, que un deseo muy anhelado se haga realidad.

Y yo, personalmente, creo firmemente que los sueños, si son muy deseados, terminan cumpliéndose.
Que todos vuestros sueños, se hagan realidad.

Myriam Cobos 



No hay comentarios:

Publicar un comentario